Por: Juan Carlos Rivera

Luis Neves nació en Arequipa en 1936 (85 años a la fecha). Es un pianista, compositor y arreglista contemporáneo. De amplia experiencia y fama internacional.

A los 12 años obtuvo una beca para estudiar en la Escuela Regional de Música Luis Duncker Lavalle donde se inicia como pianista y luego como compositor. Eso no interrumpió sus estudios formales, es odontólogo de profesión.

Perteneciente a una familia de músicos de gran talento en la ciudad de Arequipa, su hermano fue Víctor Neves Bengoa, compositor de “El viejo Cantor del Yaraví”, “Serenata Mistiana”, “Quebradita de Chilina”, etc. Ha impuesto su talento en Buenos Aires, México, Nueva York, Río de Janeiro y ciudades de Europa y Asia. Se relacionó con músicos como Atahualpa Yupanqui, Astor Piazzolla, Homero Manzi, autor de “Malena” y “Milonga sentimental”. Actualmente radica en Nueva York. Ha tocado con músicos como Louis Amstrong, Stag Getz, Dizzie Gillespie. Ha orquestado y dirigido a figuras de la talla de Areta Franklin, Donna Summer, Diana

Ross, Plácido Domingo entre otras. Ha compuesto música para películas, obras sinfónicas contemporáneas y música popular. Lucho Neves abrió el camino para nuevos conceptos melódicos y armónicos en la música peruana y universal.

En relación al “yaraví”, precisó que hay yaravíes en tono mayor y en una entrevista

con el maestro Teodoro Núñez Ureta dijo: “El yaraví es arequipeño desde antes de

Mariano Melgar, pero hoy en Arequipa solo lo interpretan grupos y maestros aislados, está perdiendo su popularidad”.

Viajó a Buenos Aires donde inició, muy joven, su ascenso artístico. Ahí convivió con Astor Piazzolla, con quien se hizo muy amigo. Cuando se le pidió la opinión sobre si Piazzolla deformaba el Tango, él dijo: “No deforma el tango, amplía su espacio musical”. Un recuerdo imborrable de Lucho Neves es el Night Club: “Black Black” que tenía en Buenos Aires, ahí llegaban artistas y músicos como Sammy Davies Junior, Louis Amstrong, Harry James, los escritores Julio Cortázar y Ernesto Sábato.

Después de casi 400 composiciones, Lucho Neves llegó a triunfar en México y los

Estados Unidos donde radica actualmente.

A Neves se le considera el iniciador de un nuevo movimiento destinado a universalizar la música peruana. Este movimiento no pretende opacar a los compositores intuitivos. Dentro del género de la música popular trató de intelectualizarla dejando de lado el aspecto puramente comercial. Se trata de hacer buena música y hacer que el público se acostumbre a escucharla y sentirla.

Decía: “Ha llegado el momento de llevar nuestra música más allá de las fronteras nacionales para que sea justamente apreciada y valorada”. A esta nueva tendencia pertenecen algunas de sus composiciones como “Paloma” y “Angélica” que causaron admiración en Argentina.

El conocido vals “Paloma” fue compuesto en un inicio como zamba argentina, y después de unos años, pasado a vals. La letra es de Hipólito Benedetto Oneca, poeta argentino. “Paloma” es quizás la composición más popular y conocida de Lucho Neves a nivel Internacional. Hay que tratar de no confundir este tema con otros homónimos como el famoso “Paloma”, mexicano, de Sebastian Iradier y Salaverry.

(Maestría de Artes, UNSA)

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui