— Redacción Diario El Pueblo —

Mañana domingo 19, a las 11:00 horas, en la Basílica Catedral con una solemne Misa el Arzobispo de Arequipa, Javier del Río, clausurará el Jubileo que, con motivo del Sesquicentenario de fundación de la Muy Venerable Hermandad de Caballeros del Santo Sepulcro del templo de Santo Domingo, concedió la Santa Sede de Roma a principios del pasado año 2020 dada esta importante efeméride de la hermandad más antigua de nuestra ciudad y del sur del Perú. Desde entonces, hasta el inicio de la pandemia, los fieles pudieron peregrinar a la Capilla del Santo Sepulcro ubicada al interior del mismo templo para venerar las imágenes de Cristo Yacente y de la Virgen de los Dolores, y ganar la Indulgencia plenaria. Además, como se sabe, desde el mes de setiembre de 2019, fecha en que la Hermandad inició su Año de Festejos, se pudo participar en las diferentes actos religiosos, culturales y cívicos realizados en homenaje a los miembros más ilustres, entre los que destacan la develación de placas conmemorativas en la casa de José Luis Bustamante y Rivero, que contó con la presencia de sus familiares, y en el rectorado de la Universidad de San Agustín, casa natal de Víctor Andrés Belaunde. Así también, la romería y homenaje al fundador de la institución el Coronel César de Rivero, en el Cementerio General de La Apacheta y la develación del retrato del mártir español que vivió algunos años en nuestra ciudad, el Beato José Luis Palacio Muñiz, quien fuera capellán y director espiritual del Santo Sepulcro en Arequipa; la singular peregrinación realizada al Santuario de Nuestra Señora de Cayma, junto con varias cofradías y hermandades arequipeñas, entre otras celebraciones importantes; pero por motivo de la pandemia del covid-19, las demás actividades programadas debieron suspenderse, retomándose de manera virtual a través de la televisión, radio, prensa escrita y redes sociales, sobre todo durante la Semana Santa, donde un gran número de fieles pudieron seguir los oficios religiosos desde sus hogares. Así pues, la celebración que tendrá lugar mañana, siguiendo los protocolos de bioseguridad y de aforo, estarán marcados de especial significación, ya que todos los fieles que lo deseen podrán ganar la ¨Indulgencia Plenaria¨ cumpliendo las condiciones de costumbre (Confesión y Comunión sacramental, intención de ganarla y oración por las intenciones del Papa), y se tendrá la oportunidad de recibir la ¨Bendición papal¨, que será impartida por el Arzobispo de Arequipa, no solo a los asistentes sino también a todos aquellos que se unan mediante las redes sociales del Arzobispado de Arequipa, entre otras. De igual manera la Basílica Catedral, una vez más, albergará a Nuestra Señora de los Dolores, cuya imagen volverá a estar presente en el primer templo mistiano, tal como sucediera en los años 1895, 1920 y 1945, con motivo de las Bodas de Plata, Oro y Diamante, respectivamente; importantes efemérides de esta institución laical que por su trayectoria en la sociedad se constituye en la más antigua y representativa de la Región Sur del Perú. Sin duda será un acontecimiento especial para nuestra noble ciudad, ya que por vez primera una institución laical arequipeña recibe estas concesiones singulares por parte de la Iglesia Católica, y será momento oportuno para rezar por el futuro de nuestro país y por las víctimas a consecuencia de la pandemia.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui