— Redacción Diario El Pueblo —

Juan de Dios Medina, abogado penalista explicó que la ley que establece que los restos de los cabecillas terroristas fallecidos en prisión sean cremados a pedido de la fiscalía, cuando se estime que su entrega e inhumación puedan afectar el orden interno y la seguridad nacional se debió prever con antelación.

“Yo creo que no ha habido un error, ha habido un descuido. Es que lamentablemente nuestros políticos y congresistas se abocan a hechos más relacionados a la política que lo legal. Pocas veces ha entrado la luz del conocimiento al Congreso. Así ellos están evocados al control ejecutivo que hacer normas de previsión como este caso”, dijo.

Se recuerda que la Ley 31352, fue aprobada por el pleno del Congreso la noche del 16 de septiembre. El dispositivo legal tiene el objetivo de incorporar el artículo 112-A a la Ley General de Salud (Ley 26842), a fin de permitir al fiscal competente disponer la cremación, previa necropsia, del sentenciado fallecido “en decisión motivada e inimpugnable” cuando la entrega del cuerpo, su traslado, sepelio o inhumación “ponga en riesgo la seguridad nacional o el orden interno”.

“No genera riesgo porque finalmente esto obedece únicamente a un personaje que todavía no se ha generalizado, entonces, están a tiempo de subsanar este tipo de vacíos. Sin embargo, queda claro que la ley no debe cubrir las suspicacias”, dijo.

La norma establece que la cremación se lleva a cabo en presencia de un representante del Ministerio Público, para fines de identificación, quien levanta el acta correspondiente. Y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos dispone la dispersión de los restos cremados en tiempo y lugar de naturaleza reservada. En su ejecución contará con el apoyo del Ministerio del Interior.

“Hay que tomar este caso como algo sui generis, ha muerto un cabecilla terrorista y esto no se encontraba dentro de la norma en el entendido normal de una situación de un fallecimiento ya sea por mano externa o suicidio en donde el Ministerio Público se aboca al levantamiento del cuerpo. En este caso no es lo mismo porque el cabecilla terrorista habría muerto por causas naturales, en consecuencia, a esta muerte solo lo refrenda un médico, nada más”, explicó al precisar que el protocolo servirá para no llegar a la suspicacia en la cual se ha generado controversia no solo el Congreso sino en toda la población.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui