Por: Roxana Ortiz A.

Como lo viene haciendo desde hace algunos años, la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) propuso algunas alternativas y propuestas para impulsar la reactivación sectorial productiva, el rescate financiero y la formalización con incentivos de las empresas, y a diferencia de gestiones gubernamentales anteriores, esta vez los funcionarios del gobierno han sido receptivos y algunas ya han comenzado a implementarse.

Algunas ya se están implementando

Antonio Castillo, Gerente de Estudios Económicos y Sociales del gremio industrial, junto a representantes de la micro y pequeña empresa, por ejemplo, solicitaron al gobierno aprobar el reglamento que permite la venta de facturas comerciales a 8 días calendario, el cual ya ha sido aceptado e incluso ya se anunciaron las medidas.

Las propuestas que se han planteado están relacionadas a la reactivación económica de los diversos sectores, entre ellos de las micro y pequeñas empresas, que son finalmente las que otorgan el mayor número de puestos de trabajo, pero que con la pandemia han quedado seriamente afectadas y muchas de ellas o han desaparecido por completo o han pasado al lado de la informalidad.

IMPULSO A LAS MYPES

La SNI está planteando que el Estado comience por hacer las compras públicas por lo menos en un 40% a las Mypes, pero no como se ha estado haciendo hasta el momento, a pequeñas empresas que se dedican a comprar de los productores o que importan; sino a los verdaderos productores nacionales, sin intermediarios, de tal manera que se puedan generar más puestos de trabajo, específicamente en el tema de la construcción, la pesca y las confecciones, dando un valor agregado a toda la cadena productiva.

Lo que se busca es pasar de las compras de 950 mypes a las 10 mil microempresas a nivel nacional para que se vea un impacto, pero con un control estricto de dichas compras, con el cumplimiento de normas y reglamentos técnicos, además de la revisión de las compras de emergencia.

Adicionalmente se había solicitado el Reglamento del Factoring, para que las Mypes puedan acceder al descuento de facturas en forma masiva, ya que faltaba dicha reglamentación de obligatoriedad de descuento de facturas en 8 días, la misma que ha sido publicada el día viernes pasado.

De acuerdo con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) hay 13 mil empresas que hacen descuentos de facturas, pero en el sistema se registran operaciones de más de 500 mil empresas.

El factoring es una herramienta financiera mediante la cual las mipymes proveedoras pueden acudir a las instituciones financieras por liquidez llevando sus facturas por cobrar de sus clientes compradores de sus productos, que usualmente son grandes empresas y de esta manera, las entidades financieras adquieren esas facturas por cobrar y dotan de capital de trabajo a las mipymes, cobrándoles una tasa de descuento por ello y luego las entidades financieras se encargan de cobrarles a las grandes empresas.

En ese sentido, la SNI, la Plataforma Nacional de Gremios Mipymes y la Asociación Peruana de Factoring (Apefac) firmaron un convenio mediante el cual los emprendedores podrán vender sus facturas comerciales a cambio de liquidez inmediata a una entidad financiera.

“Este acuerdo permitirá financiar con 3 mil millones a negocios de diversos sectores como manufactura, comercio, construcción, transporte, entre otros, en los próximos 12 meses para evitar que quiebren”, afirmó Percy Augustin, presidente de Apefac, quien destacó que las solicitudes de factoring serán 100% digitales.

Por su parte, Román Miu, coordinador de la Plataforma Nacional de Gremios Mipymes, comentó que las micro y pequeñas empresas han sido las más castigadas con la pandemia y las últimas en regresar a la actividad comercial.

“A pesar de que ha pasado más de un año y medio desde que comenzó la crisis sanitaria, más del 50% de las MYPE han colapsado, quebrado o no han podido abrir sus puertas. Y esto ha hecho que una gran parte, muchas de ellas formales, retroceda y vaya a las calles como ambulantes. Por eso estuvimos pidiendo que se apruebe el reglamento del DU 013-2020 que contiene herramientas financieras que requieren las pequeñas empresas”, sostuvo.

Según Apefac, el monto de colocaciones por la venta de facturas llegó a 2 mil millones, a agosto del 2021, lo cual representa solo 11 mil empresas utilizando esta herramienta de un total de más de 2,2 millones de MYPE.

Con el reglamento de la ley del factoring, se permitirá el ingreso de muchas empresas financieras a la formalización y las MYPE tendrán una herramienta más para reactivarse. “Competencia es lo que queremos los empresarios. Es ahí donde respetamos la economía social de mercado que dice nuestra Constitución. Desde la SNI, venimos impulsando medidas para que crezca la industria en todas las regiones y priorizando el sector de las micro y pequeñas empresas”, señaló por su parte Ricardo Márquez, presidente de la SNI.

Por otro lado y para promover la formalización, la SNI propuso unificar los cuatro regímenes tributarios que existen, en uno solo escalable que permita que las MYPE tengan facilidades para formalizar con incentivos y declarar a sus trabajadores. La informalidad en el país ha crecido a 78% en lo que va del 2021 cuando estaba en 75% en 2020 y en 72% antes de la pandemia, con una gran concentración en Lima, expresó el directivo.

INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN

Otro sector que se considera es vital para la reactivación y la generación de puestos de trabajo, es el tema de la construcción, que mueve a muchos otros sectores y ello parte por invertir mucho más en viviendas por parte del Estado. “Por cada sol invertido en subsidios para vivienda, se genera un movimiento económico 23 veces mayor”, aseguró Castillo.

El déficit habitacional en el Perú se ha calculado que llega a 1,5 millones de viviendas y existe el compromiso de la generación de 200 mil empleos permanentes en las obras de construcción, es por ello que se debe dar mayor presupuesto para el Fondo Mivivienda y Techo propio y cumplir con la el compromiso de construcción de 300 mil viviendas.

Es necesario además, que se cree la Mesa Ejecutiva del sector Construcción; igualmente el plan de reducción de trámites, de 12 meses a 3 meses para los permisos de construcción y finalmente que se acelere la zonificación para el desarrollo de proyectos inmobiliarios de viviendas, que en Arequipa está detenido desde hace algunos años por la observación en la irregular aprobación del Plan de Desarrollo Metropolitano, que han dejado varios proyectos paralizados.

RESCATE FINANCIERO

Consideran los industriales que es importante el tema de la reprogramación del período de acogimiento a los créditos Reactiva Perú y han solicitado que se tome todo el año 2020 como el periodo para acceder a la reprogramación para empresas con el 10% o 20% de pérdida en ventas y no el IV Trimestre.

Es necesario indica, que se den los incentivos a la declaración de trabajadores, pues se ha estimado que 1,2 millones de empresas de responsabilidad limitada EIRL no declaran planilla a la SUNAT.

Para Antonio Castillo, hubo una buena recepción de las propuestas por parte del Ministro de Economía Pedro Francke y por lo menos hay la intención de querer cambiar las cosas para mejor, y una muestra de ello, es la inyección de 360 millones para el Ministerio de Vivienda y Construcción y ahora lo que queda es desburocratizar el sector y que los trámites se minimicen; a ello hay que sumarle la publicación del reglamento de Factoring.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui