— Redacción Diario El Pueblo —

Ayer, en la Basílica Catedral de Arequipa, se volvió a vivir relevantes momentos de religiosidad, aquella que siempre ha caracterizado a nuestra ciudad, durante las celebraciones con motivo de la solemne Misa de Clausura del Año Jubilar que la Santa Sede de Roma concedió a la Muy Venerable Hermandad de Caballeros del Santo Sepulcro del Templo de Santo Domingo el pasado año 2020, como reconocimiento a la labor que, por más de siglo y medio, realiza esta Asociación Pública de Fieles, la más antigua de Arequipa y una de las más añejas del Perú, al conmemorar el Sesquicentenario de su fundación. Cumpliendo los protocolos de bioseguridad y aforo, la celebración fue presidida por monseñor Javier del Rio Alva, Arzobispo de Arequipa y miembro de la Hermandad, contando con el acompañamiento del famoso órgano de ¨Loret¨ junto a competente coro de voces. Asistieron el Padre Prior del Convento de Santo Domingo, Fray Carlos Terán, Director y Capellán de la Hermandad, el Presbítero Josué Castillo, secretario del señor Arzobispo y un buen número de estudiantes del Seminario Conciliar de San Jerónimo. No podía ser de otra manera, siguiendo la tradición de la hermandad en sus grandes efemérides, la bella y muy antigua imagen de Nuestra Señora de los Dolores, de la distinguida familia Vivanco, venerada en la Capilla del Santo Sepulcro al interior del templo dominicano, y que recibe el homenaje del pueblo arequipeño durante la tradicional procesión de Viernes Santo, estuvo presente en tan magna ceremonia entronizada en sobrio trono en el presbiterio de la Catedral, dando especial relieve a dicha celebración en la cual participaron autoridades de la región: Mg. Omar Candia, Alcalde Provincial de Arequipa; Contralmirante José Regalado, Comandante de la III Zona Naval; Comandante José Vargas, Jefe de la DIVINCRI – Arequipa; Carlos Andrade, Gerente Regional de Comercio Exterior y Turismo; y la Regidora Provincial Carolina Flores y miembros del Cuerpo Consular en Arequipa; Luis Guillermo Vargas Escobedo, Vicepresidente de la Hermandad, junto a los hermanos directivos, hermanos y socios honorarios, hermanos activos y postulantes del Santo Sepulcro; Cecilia Ponce Vivanco de Mutze, representante de la familia Vivanco y de gran número de miembros de ordenes terceras, cofradías y hermandades establecidas en la Arquidiócesis de Arequipa, y de numerosos fieles devotos de Cristo Yacente y de la Virgen Dolorosa, conforme el aforo que dispone la Catedral. Al término de la solemne Misa, el Arzobispo de Arequipa impartió la Bendición Papal a todos los presentes y a quienes siguieron a través de las redes sociales, siendo momentos de gran recogimiento. Grata fue la sorpresa cuando el señor Alcalde Omar Candia a nombre de la Comuna Edilicia y de propia iniciativa, impuso a la sagrada imagen de Ntra. Sra. de los Dolores la Medalla de Arequipa y entregó el Diploma de Honor como homenaje de la ciudad, acto que estuvo acompañado de calurosos aplausos; las elocuentes palabras de agradecimiento estuvieron a cargo del Prior De Santo Domingo, quien manifestó que era un orgullo el saber valorar y defender las tradiciones religiosas de Arequipa. Un hecho anecdótico, por razones circunstanciales e involuntarios, se produjo en el momento en que la imagen de la Virgen Dolorosa debía retornar al templo de santo Domingo en camioneta, teniéndolo que hacer en brazos de los fieles en improvisado recorrido; en todo ese corto trayecto se observó que los pocos fieles acompañantes guardaron prudente distancia entre sí, evitando toda aglomeración, rezando por las víctimas de la pandemia, pidiendo a Dios el cese de la peste y de la incertidumbre en nuestro país, actos que manifestó la esperanza que perdura en la población ante toda adversidad.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui