— Redacción Diario El Pueblo —

En un operativo realizado por algunas calles céntricas de la ciudad, se detectó la presencia de 18 menores de edad, desde el año de nacido, quienes están expuestos al peligro por sus propios padres, quienes los utilizan para pedir limosnas o vender algún producto.

La intervención se realizó en el Cercado de la ciudad, por calles como Mercaderes, Santo Domingo, Peral, Rivero, Plaza Mayor, mediante el cual se intervino a 18 niños y adolescentes de los cuales 11 eran mujeres y 7 varones con edades entre 1 año a 11 años de edad. Cinco de los menores eran de nacionalidad peruana y 13 extranjeros.

Todos ellos estaban acompañados de sus padres, quienes pedían la colaboración de la población para sus alimentos o para pagar el hospedaje en el cual se encuentran viviendo. En algunos casos, los niños de mayor edad, se dedicaban a la venta de paquetes de bolsa de basura o de golosinas.

El operativo fue dirigido por la fiscal de familia, Elizabeth Elena Quispe Torres, de la Primera Fiscalía de Familia; Prefectura de Arequipa, efectivos de Seguridad del Estado para ver si es que tenían requisitorias; igualmente efectivos de la comisaría de Santa Marta y Palacio Viejo de la sección de Familia. También estuvieron presentes funcionarios de la Superintendencia Nacional de Migraciones, personal de la Municipalidad Provincial, Defensoría de los derechos de los niños, niñas y adolescentes DEMUNA, Policía Municipal y Seguridad Ciudadana.

Como se trató de un operativo de prevención en atención al Código del Niño y Adolescente, en esta oportunidad solo se exhortó a los padres de familia para que eviten llevar a los niños a la calle pues están poniendo en riesgo sus vidas al mantenerlos durante varias horas en el lugar, lo cual está penado.

No solo en el Cercado de la ciudad se pueden observar a los menores junto a sus padres poniendo a la venta algún producto para obtener algún ingreso que les permita subsistir en la ciudad, especialmente de los ciudadanos extranjeros; están en las esquinas de los diversos distritos, en avenidas principales, donde sus padres limpian los parabrisas de los vehículos; en algunos casos suben a las unidades con los niños en brazos para vender sus productos.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui