— Redacción Diario El Pueblo —

El juez César Sahuanay, presidente de la Corte Superior Nacional de Justicia Penal, reconoció que ha habido demora en los casos relacionados al caso Lava Jato y que se ha formado un “cuello de botella” en el Poder Judicial. En esa línea, anunció que se sumarán más jueces para que puedan aliviar la carga procesal de los casos emblemáticos.

A partir de la fecha, la Corte Superior Nacional tendrá un total de 24 órganos jurisdiccionales con competencia nacional. Diez Juzgados de Investigación Preparatoria, cinco Salas de Apelaciones, cuatro Juzgados Penales Colegiados, cuatro Salas Penales Superiores Liquidadoras Transitorias, y un Juzgado Penal Supraprovincial Liquidador Transitorio.

Sahuanay descartó la posibilidad de que jueces puedan dedicarse únicamente a un caso emblemático. Esto en referencia a la sugerencia del equipo especial del Caso Lava Jato para que haya un grupo de magistrados que se dedique al caso Odebrecht.

Sahuanay dijo que una medida así resulta difícil porque lo que se quiere evitar es cualquier “direccionamiento”. Actualmente, los casos se asignan a los jueces de primera instancia de manera aleatoria.

La idea de esto es que jueces que tiene casos a cargos como el de Odebrecht, Cuellos Blancos o de Terrorismo no vean más casos, sino que se dediquen a que cierren los que tienen en desarrollo.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui