— Redacción Diario El Pueblo —

Por: Gustavo Callapiña D.

El analista político arequipeño Gonzalo Banda Lazarte fue elegido como becario Chevening para estudiar una maestría en el Reino Unido. En pocos días partirá de Perú para especializarse y en esta entrevista con El Pueblo da algunos alcances de la situación política nacional y las próximas elecciones regionales y municipales del 2022.

ENTREVISTA A GONZALO BANDA LAZARTE

En una entrevista decías que el gobierno de Pedro Castillo se caracteriza por la improvisación. ¿A qué se debe esto? ¿Perú Libre no pensaba ganar las elecciones?

Si tiene mucho que ver con eso, pero también con lo que dijo en su momento el ex ministro Héctor Béjar cuando fue sacado. Él creía que en el gabinete había personas que tenían méritos y luego había dos tipos de personas: los directamente allegados a Perú Libre y los que están allí por un pago de favores personales al presidente Castillo. En este último caso creo que se ha dado de manera descarada nombrando personas que no tenían las competencias para el cargo. Eso es muy importante destacar porque la primera forma de corrupción en el Perú es el de aceptar un cargo para el que tú sabes que no estás preparado. En el gobierno hay un ala que está repartiendo cargos por lealtades partidarias que es algo que se criticaba a anteriores gobiernos como los de García, Toledo y Humala, y ahora Perú Libre está haciendo eso. No está mal que haya un espacio político en los nombramientos pero que por lo menos tengan algo de experiencia o conocimiento.

Hace unas semanas el ministro de justicia Aníbal Torres discutió con Vladimir Cerrón, líder de Perú Libre y le pidió que no se meta en los asuntos del gobierno. ¿Cree que el partido Perú Libre debe estar apartado del gobierno o formar parte del mismo?

En el Perú hemos estado acostumbrados a que llegué un presidente con un partido y se rodeé de tecnócratas, pero cuando llega el presidente y se rodea de los miembros del partido, en el Perú del colapso de partidos políticos, eso nos rompe la cabeza porque normalmente no es así. Si tu fueras a otro país como Chile, España, pues es normal que los partidos políticos provean con cuadros y el jefe del partido político tenga una labor activa en el gobierno. Lo que pasa es que aquí el señor Cerrón tiene acusaciones serias de corrupción, y representa una figura que desde las sombras construye un discurso anacrónico y no tiene una lectura adecuada de la democracia contemporánea. Si bien tiene todo el derecho de participar en política el problema es que es profundamente impopular, tiene desaprobación de la ciudadanía y la gente lo asocia a corrupción.

Se ha criticado que los medios de comunicación de la capital son más incisivos con el actual gobierno y que de alguna manera buscan desestabilizarlo para generar un escenario político de una posible vacancia presidencial. ¿Cómo analiza la relación de los medios con este gobierno?

Yo creo que tienen razón (la crítica) en parte y en parte no. El presidente Castillo no da conferencias de prensa, la PCM ha dado conferencias a cuenta gotas, entonces los medios tienen que construir narrativas porque necesitan vivir de la noticia y si tu no les das elementos de información los medios lo van a buscar en otro lado, entonces el periodista lo que hace es buscar lugares ricos en otro lugar y por instinto los busca en declaraciones, en los rivales políticos, las denuncias y seguramente va a encontrar cosas, eso me parece que está bien porque han encontrado cosas como las denuncias contra el ministro de trabajo, o los nombramientos indebidos. Si bien hay medios que hacen denuncias acertadas, otros caen en la caricatura como criticar la forma de vestir de la primera dama y lo hacen con un tono racista y clasista.

Hace unos días un grupo de extremistas de derecha insultaron al ex fiscal Avelino Guillén. Es un grupo que no acepta los resultados electorales y tienen una actitud violenta. ¿Esto podría prosperar en los próximos años y generar mayor violencia política?

Me parece que estamos relativizando formas de violencia especialmente en Lima. Estos señores lo que quieren es la vacancia de Castillo o que renuncie, y los líderes de la derecha u opositores responsables no son tan contundentes con estos señores y los dejan crecer, con ello están dejando un espacio de fermento para que se empoderen. No le estamos poniendo coto y si sigue este nivel de polarización lo que va a pasar es que en algunos meses tu no vas a poder sostener una opinión que puede ser polémica y se va a perder la libertad de expresión, de comunicación. Esto ocurre tanto para la derecha como en la extrema izquierda que también han tenido episodios parecidos.

16 partidos políticos han perdido su inscripción como tal. Entre ellos están algunos representativos como el PPC o el APRA. ¿Qué podría ocasionar esto en el escenario político nacional?

El colapso de partidos es una cuestión que tenía muchos años y la reforma política lo que hizo es decir si no pasan de este porcentaje de votos desaparecen. Eso sucede en muchas partes del mundo porque un partido representa a la ciudadanía. Si tu no representas a nadie pues tienes que desaparecer como partido o por lo menos tienes que hacer el trabajo de volver a juntar firmas, tener credibilidad, ganar una opinión. Parte de sus miserias es que los partidos no entendieron que debían renovarse políticamente y seguían defendiendo a líderes profundamente cuestionados, entonces no hubo una vanguardia que cuidará los intereses del partido sino a los líderes del partido y eso terminó generando muchas más crisis. Es un escenario complicado para los partidos políticos, pero ahora tienen que construir tras los escombros. Se tendrá que levantar nuevas estructuras que representen algo porque si no representan nada ¿para qué sirven?

Finalmente, el próximo año se realizan las Elecciones Regionales y Municipales. En Arequipa varios rostros conocidos ya anunciaron su postulación y el escenario está fracturado. ¿Qué podría pasar en la región en los próximos comicios?

El escenario es propicio para que un candidato nuevo con algún tipo de carisma pueda ganarlas. Hay actores políticos que ya están bastante tiempo en política, que han hecho varias carreras al gobierno regional y a la alcaldía provincial, pero en un escenario de profunda incredulidad hacía los políticos creo que una lección que podríamos aprender de las elecciones nacionales es que seguramente va a haber una gran oportunidad en algún candidato o candidatos que tengan algún tipo de calificación personal, moral y que puedan ganar la elección. Me atrevo a pensar que va a haber un espacio para que si es que algún candidato honorable, bueno, preparado se presenta y gana algún tipo de visibilidad sobre todo en el voto juvenil va a tener muchas opciones.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui