— Redacción Diario El Pueblo —

Ayer en la mañana fue encontrado sin vida el magistrado del Tribunal Constitucional (TC) Carlos Ramos, informó su colega en dicho colegiado Eloy Espinosa-Saldaña.

Según indicó en RPP, el deceso habría ocurrido por un paro cardíaco. Su hija fue a despertarlo esta mañana y por más esfuerzos que se hicieron no pudieron reanimarlo.

“Estamos todos muy entristecidos, acabamos de conocer la noticia. Él tenía libre el día porque acababa de ser su cumpleaños”, explicó Espinosa-Saldaña.

Según remarcó, Ramos ha sido el historiador de derecho más importante del Perú en los últimos años, además de un gran compañero de trabajo en el TC.

“Siempre lo recordaremos con cariño, por sus aportes en las sentencias y su don de gente”, puntualizó el magistrado.

Refirió, además, que a pesar de la pena que los embarga, en el TC seguirán trabajando en homenaje a Ramos.

“Somos siete y se necesita un quorum de cinco, habrá que recomponer la sala. En homenaje a él seguiremos trabajando para que el TC cumpla su lógica de protección de los derechos y lucha contra el abuso del poder”, afirmó.

Espinosa-Saldaña expresó sus condolencias a la familia y el entorno del fallecido magistrado. “Fue una persona muy popular por su trabajo en la historia del derecho y aportes al Perú”, añadió.

Sobre si la situación obliga al Congreso a agilizar el proceso de elección de magistrados del TC, recordó que este tema depende exclusivamente del Parlamento.

Refirió, no obstante, que el perfil de un magistrado pasa por ser una persona conocedora del derecho en general, y del derecho constitucional en particular, de entereza para no ser sometido a presiones, con capacidad de diálogo, independencia e imparcialidad a carta cabal.

La Presidencia de la República lamentó el fallecimiento de Ramos Núñez y expresó sus condolencias a sus familiares y seres queridos.

Por su parte, la vicepresidenta de la República y ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Dina Boluarte, resaltó que Ramos fue un defensor del derecho e investigador de nuestra historia jurídica y ofreció sus condolencias.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui