Por: Carlos Meneses

“De la necesidad de Majes no se discute. De los que si se debe hablar es de cómo lograr que el proyecto sea bondadoso en todas sus partes en base a información cierta y fundamentada”.

Cada vez hay más convencimiento colectivo de que alrededor del proyecto Majes sigue habiendo más especulaciones que verdades y que faltan muchas cosas por hacer, para que con razones fundadas se autorice al Gobierno Regional a suscribir el contrato de ejecución de obra de Majes II, en condiciones de ventaja para el Perú y la Macro Región del Sur antes que para satisfacer exigencias de los contratistas.

Hay una falla capital en todo este problema y es la información incompleta y parcial que AUTODEMA ha estado brindando a los organismos estatales que analizan este caso y que han mostrado buena voluntad para alcanzar acuerdos que significarán también que misiones especiales de profesionales, liberados de todo interés subalterno, puedan hacer sobre un proyecto que no es político sino estrictamente de soluciones técnicas.

Cuando las soluciones se dan dentro de ese marco, lo único que puede definir las cosas son los expertos, los profesionales e incluso, como órganos de consulta, las universidades que en Arequipa han evidenciado que tienen gente capaz y suficiente para decidir al margen de toda bandera política y buscando solo el bien común.

Reiteramos la invocación de que así se proceda con Majes para no cometer errores que arrastraremos para el futuro, como carga pesada y sin cura. Porque, así como fue un error el proyecto Majes I, también podría serlo Majes II en otra dimensión y con características diferentes.

El Consejo Regional de Arequipa está dividido a imagen y semejanza del electorado nacional que terminó por escoger, por apenas 40 mil votos, entre los candidatos Pedro Castillo y Keiko Fujimori.

Lo cierto es que Majes tiene que hacerse y que para ello tendremos asegurado empleo entre trabajadores dependientes directos o indirectos de alrededor de un cuarto de millón. Es la única inversión a la vista y con estudios adelantados, que puede iniciarse casi de inmediato, pero tiene que hacerse bien y eso dependerá de todos y no como parece de algunos pocos que, por añadidura, se creen iluminados en sus decisiones.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui