— Redacción Diario El Pueblo —

Los familiares de Shirley Cusilaime Sucapuca, una joven de 30 años que falleció asesinada por tres jóvenes en el albergue Casa Isabel II, ubicada en el distrito de Socabaya, exigieron justicia a las autoridades.

“Pido justicia por la muerte de mi hija. Hay un responsable en esa institución, hoy ha sido mi hija, mañana será otra persona. Entonces, ¿cuál es la responsabilidad y la seguridad que le dan al trabajador? Ninguna. Exijo justicia”, dijo el padre de la joven trabajadora social Florencio Cusilayme.

Como se recuerda Shirley fue víctima de tres jovencitas que se encontraban albergadas en la Casa Isabel II, un refugio administrado por el Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar (Inabif). Las menores la atacaron y ultimaron durante la noche para huir del lugar.

“Pido justicia para mi hija, no puede volver a pasar algo así, como lo que le sucedió a mi Shirley, no puede suceder, por favor, pido justicia. Ella era el sustento de mi casa, yo me encuentro mal de salud”, expresó Feliciana Sucapuca, quien explicó que tanto su esposo como ella se encuentra con problemas de salud y que Shirley era quien los atendía, además de ayudarles económicamente.

Ambos esposos informaron que las autoridades del albergue no se acercaron a la familia, y evitaron todo tipo de comunicación. La pareja otorgó declaraciones durante el velorio que fue celebrado ayer en el distrito de Paucarpata, lugar en donde además llegaron compañeros de la universidad de la joven trabajadora social, quienes contaron que era una muchacha tranquila, modesta, y muy educada.

La policía hasta el momento detuvo a dos de las menores en la provincia de Camaná, pero una de ellas aún continúa prófuga.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui