Por: María Marín

Todos los días cargamos con culpas. Tan pequeñas y pasajeras como comer una hamburguesa triple en plena dieta, comprar un par de zapatos innecesarios y haber dicho no a una nueva oportunidad de trabajo; o tan grandes y angustiantes como fallar a alguien, no dedicar tiempo a los hijos, perder dinero y haber escogido la pareja incorrecta.

¿Cuál es tu culpa? Sea cual sea, es normal sentirla después de equivocarte y no haber tomado lo que hubiera sido “la mejor decisión”. Desde el punto de vista psicológico, el propósito de la culpa es hacernos reflexionar, buscar soluciones y prepararnos para futuras situaciones; no agobiarnos el resto de la vida.

Cómo liberarte de tus culpas:

No seas tan duro: Acepta que todo ser humano se equivoca y carga con culpas. Reflexiona, y si se trata de que hiciste daño a alguien es más justificable sentirte culpable, pero aún así, los errores son siempre perdonables si tienes la valentía de admitirlos. Sin embargo, la mayoría se siente culpable por cosas que no tiene control, como no poder cambiar la situación de un amigo o familiar, haber perdido dinero en un negocio, haber dejado a sus hijos en su país para cruzar la frontera y trabajar duro. Si fue una mala decisión, debes entender que en el momento que la tomaste pensabas que era la mejor.

Toma lápiz y papel: No hay nada más sanador que escribir, sin embargo, muy pocos aprovechan ese ejercicio para evitar pensamientos negativos. Escribe una carta donde expreses todo lo que pasó y por qué crees que lo hiciste. En caso de que la culpabilidad te atormente a diario, saca 10 minutos al día para escribir sobre eso, pero enfócate en qué aprendiste y qué harías si vuelve a suceder. Si es algo que no se puede cambiar, no hay otra opción que aceptar. Guarda el papel y cuando lleguen pensamientos sobre eso, escucha música, lee, mira Facebook o sal a caminar; en fin, trata de cambiar los pensamientos negativos. Está probado que el peso de una culpa real o irracional hace el mismo daño a tu estado de ánimo.

Dicen que el tiempo cura todo, pero si te adelantas y aceptas que realmente no eres culpable, esa aceptación te libera.

Para más motivación sígueme en:

  • Facebook: https://www.facebook.com/MariaMarinOnline
  • Instagram: @mariamarinmotivation
  • https://www.instagram.com/mariamarinmotivation/

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui