— Redacción Diario El Pueblo —

Todo va quedando listo para la intervención quirúrgica que permitirá separar a los siameses arequipeños para mejorar su calidad de vida. La operación ha sido fijada para el día jueves 7 de octubre y dos días antes se estaría haciendo la prueba en vacío con todo el personal que estará participando en este nuevo reto para los profesionales arequipeños.

Juan Herrera Chejo, director del hospital Goyeneche, indicó que tienen todos los equipos necesarios para la operación, solo les falta uno que podría ser proporcionado por Essalud; además del personal altamente calificado de dicho nosocomio y de los especialistas de cirugía plástica del Honorio Delgado.

“Quienes van a participar de esta intervención, entre médicos, enfermeras, técnicos; están muy entusiasmados y especialmente comprometidos, con una actitud positiva por llevar a cabo este reto conjunto. Quien estará a cargo de la separación, es un médico que trabajó en el Hospital del Niño en San Borja y que también tiene experiencia en el extranjero pero que por motivos familiares está trabajando en Arequipa, además de todos los demás profesionales que están debidamente preparados”, añadió.

Indicó que la fecha de la cirugía estaba dentro del tiempo que se había anunciado en un principio y tiene mucho que ver la recomendación del equipo de anestesiólogos de dilatar un poco el proceso para que los menores pudieran ganar algo de peso adicional, ya que ambos nacieron con menos de 2 kilos y en una intervención quirúrgica siempre hay pérdida de sangre y por más mínima que esta sea, de alguna manera influenciará en ambos niños.

Este tiempo además, está sirviendo para que los menores reciban un monitoreo constante antes de ingresar al quirófano y por lo pronto su evolución ha sido muy favorable.

En funcionario indicó que no hay una fecha límite para hacer la intervención de separación, puesto que estas cirugías se pueden hacer hasta cuando las personas son adultas pero lo que se quiere es que ambos niños, puedan comenzar a hacer una vida normal, incluyendo el tratamiento para el “pie zambo” con el que nacieron y que es completamente superable con terapias.

“El que se haga la separación de ambos cuerpos, no solo les permitirá iniciar independientemente su tratamiento, sino también se le otorgará a la madre la comodidad necesaria como para alimentarlos debidamente, como para darles de lactar, ya que en las condiciones en las que se encuentran no es nada fácil”, explicó el galeno.

El nacimiento de los menores Neytan y Dylan, se produjo el pasado 22 de agosto en el nosocomio, único nacimiento de estas características en Arequipa. Sus padres son ciudadanos venezolanos pero que se encuentran viviendo desde hace unos tres años en el Perú, quienes están confiados en que la separación se haga con éxito en la ciudad de Arequipa, en donde vienen recibiendo el apoyo del personal de salud.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui