— Redacción Diario El Pueblo —

El abogado Roberto Su, defensor legal del expresidente Alejandro Toledo, confirmó que, junto con el abogado que tiene el exmandatario en los Estados Unidos, han decidido presentar en menos de un mes un recurso de habeas corpus a la justicia de ese país para evitar su extradición al Perú para ser juzgado por los presuntos delitos de soborno y lavado de activos.

“Entendemos que ante las evidencias que la defensa va a aportar en esta demanda, el juez, como una medida cautelar, va a ordenar la suspensión del proceso de extradición hasta que se resuelva el habeas corpus. No hay plazos (para resolverlo), pero este juez va a resolver una demanda que tiene más de 8 mil folios y documentos que no conoce”, indicó.

“Alejandro Toledo ha expresado su disconformidad con esta decisión, sigue teniendo confianza en el sistema de justicia americano, tiene confianza en que los jueces que revisen esta decisión en la demanda de habeas corpus van a saber sopesar los argumentos de su defensa y van a revertir esta decisión”, agregó.

En conversación con RPP, Su reconoció que este habeas corpus representa “el único camino” y el último recurso que tendría el expresidente Alejandro Toledo para revertir la decisión del juez Thomas Hixon y evitar su extradición al Perú. Pese a esto, negó maniobras dilatorias en este proceso y recordó que casos como este suelen demorar entre 1 y 3 años.

El abogado, quien está próximo a partir a los Estados Unidos para la presentación de la demanda de habeas corpus, indicó que tomaron esta decisión tras encontrar “una serie de inconsistencias” en la decisión del juez Thomas Hixon que determinó que el expresidente puede ser extraditado al haber hallado pruebas suficientes que justifican esta medida.

“Hay una afectación al derecho de defensa porque no aceptó elementos de prueba, evidencias, muy importantes, que la defensa de Estados Unidos había presentado. En cuanto al tema de fondo, es evidente que el juez ha basado su decisión en los testimonios de Jorge Barata y Josef Maiman; sin embargo, no ha querido fijarse cuando se contradicen”, cuestionó.

“El juez ha mirado por los ojos del Ministerio Público de los Estados Unidos, que a su vez ha mirado por los ojos de los fiscales del Perú. Estas inconsistencias tienen que ser evaluadas por un juez de garantías, por un juez constitucional cuando tenga que revisar y resolver la demanda de habeas corpus”, agregó el letrado.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui