Texto y fotos: Adrian Quicaño P.

Hace unas semanas nuevamente un incendio alarmó a los comerciantes de la plataforma Andrés Avelino Cáceres. El desorden, la informalidad y el caos con el que operan la mayoría de estos negocios hace probable cualquier siniestro en este sector, y siempre la amenaza de una gran tragedia está latente.

Con el pasar de los años algunos mercados modernizaron sus instalaciones y sus medidas de seguridad, pero la mayoría no lo hace. Conocido como el centro comercial “Arequipa” otra vez puso en evidencia que existen muchos riesgos en este sector. También recordemos que no tienen autorización y están observados por la Municipalidad de José Luis Bustamante y Rivero.

El punto más álgido es la central de recicladores, es un gran canchón donde los que se dedican a la recolección de chatarra para venderla. Reúnen fierros, plásticos, papel, madera, baterías y demás, productos altamente inflamables.

Es por esta razón los problemas se repiten año a año, por más que los comerciantes traten de mejorar sus medidas de seguridad, la naturaleza de los productos que almacenan y cómo lo hacen, causan preocupación en todos los arequipeños.

Leyendas

En muchos sectores material inflamable es apilado de manera informal.

La central de recicladores siempre representa un peligro latente.

Aquí se observa como la madera está cubierta por plásticos y atienden a puerta cerrada.

Diversos productos son ofertados, en este caso colchones.

En esta imagen se observa gran cantidad de almacenes informales.

En los pasadizos y salidas también se ven saturados por vendedores.

Una calle en pésimo estado también es un peligro en caso de siniestro.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui