— Redacción Diario El Pueblo —

Desde este lunes 11 de octubre, un promedio de 600 estudiantes de la Universidad Católica de Santa María, regresarán a las aulas universitarias después de 19 meses de instruirse por medio de la enseñanza virtual; los universitarios recibirán formación académica en los laboratorios del campus central y en los gabinetes de los locales del Parque Industrial y Huasacache de Hunter donde pondrán en práctica los conocimientos que reciben en el sistema asincrónico.

Hasta el próximo mes de diciembre, los estudiantes de las escuelas profesionales de ingenierías: Agronómica y Agrícola, de Industria Alimentaria, Ambiental, Civil, Mecánica, Mecánica Eléctrica, Mecatrónica, Electrónica, Minas, Industrial y Biotecnológica operarán los equipos que se encuentran en los gabinetes de los laboratorios que posee la casa santamariana poniendo en práctica sus conocimientos teóricos.

También serán parte del proceso de enseñanza semipresencial los estudiantes de los últimos semestres de las escuelas profesionales de: Medicina Veterinaria y Zootecnia, Publicidad y Multimedia, Comunicación Social, Psicología, Obstetricia y Puericultura, Farmacia y Bioquímica, Enfermería y Medicina Humana.

Jorge Luis Cáceres Arce, vicerrector Académico de la casa santamariana, explicó que el proceso de retorno a las aulas es parte del piloto que pondrá en práctica la casa superior de estudios para analizar el retorno paulatino de sus estudiantes. Para asegurar la integridad y bienestar de los estudiantes se implementó cada uno de los laboratorios tomando en cuenta los protocolos sanitarios que dictaron las autoridades del Ministerio de Salud y la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu).

“Para el ingreso al campus universitario los estudiantes deben portar su carnet de vacunación contra la COVID-19 con ambas dosis, también deberán permanecer en todo momento con doble mascarilla; cada laboratorio funcionara al 50% de su capacidad de tal forma que se guarde el distanciamiento debido”, explicó la autoridad universitaria.

Se impartirán un total de 31 asignaturas prácticas que serán dictadas por 50 docentes, los que también fueron vacunados contra la COVID-19 y se encuentran debidamente inmunizados ante un probable contagio. De esta forma la Universidad Santa María adoptó todas las medidas de seguridad para evitar que durante las jornadas académicas que se desarrollarán en sus instalaciones no exista riesgo de contagio del coronavirus.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui