Por: Estefanny Ayres Wong.

La principal recomendación frente a un terremoto es mantener la calma. No se desespere y a pesar del pánico, tómese unos minutos para pensar en qué hacer. Es decir siempre debemos estar preparados, porque no se sabe cuando se registrará.

Debemos estar preparados

Si usted está preparado se le hará más fácil actuar, sabrá cómo manejar al resto de personas y dará consejos básicos a quienes están confundidos, de esta manera se reducirá los daños.

El presidente ejecutivo del Instituto Geofísico del Perú (IGP), Hernando Tavera Huarache, precisó choque frontal entre dos placas tectónicas (Nazca y Sudamericana) se formó Los Andes, una de las cordilleras más extensas de la Tierra.

En esta se encuentran ecosistemas diversos como los nevados, las lagunas que forman los ríos de los cuales consumimos el agua, y muchos lugares más donde el hombre puede desarrollarse. En otras palabras, “toda esta transformación que desarrolló la tierra con los años ha generado espacios adecuados para que la humanidad pueda subsistir. Este dinamismo es sinónimo de vida”.

CUAL ES EL PROBLEMA

Según explicó Tavera, la zona frente a la costa es dinámicamente activa porque constantemente ocurren sismos de diferentes magnitudes. Esta situación es más crítica en la región sur, pues en Arequipa se suma la actividad en el Valle del Colca, donde se encuentran diversas fallas geológicas, y el movimiento volcánico, lo cual sí pone a la población en riesgo.

Sin embargo, agregó lo verdaderamente peligroso es la forma desordenada en que las ciudades han crecido y la ocupación de lugares inadecuados para vivir.

“No deberíamos pensar mucho en el sismo porque se trata de un fenómeno que ha ocurrido siempre y es inevitable. El problema es que no respetamos esto y nos ubicamos frente a los ríos, en suelos rellenos, en cerros, etc. Somos nosotros mismos quienes nos ponemos en riesgo frente a los procesos naturales de la tierra, por eso terminamos contando las mismas historias fatídicas de siempre”, precisó.

A esto se suma una deficieente cultura de prevención que, bajo la afirmación de que a los arequipeños no nos asustan los sismos, nos lleva a caer en el error de restar importancia a la práctica de simulacros, asegurar las construcciones débiles o garantizar el uso de materiales nobles para nuestros hogares, así como también obviamos lo indispensable que es la mochila de emergencia; sabiendo que solo esas acciones, que dependen de nosotros, evitan tragedias y salvan vidas.

LA INCERTIDUMBRE

Tavera advirtió que, frente a Moquegua y Tacna, hay un área que acumula mucha energía, lo que dará origen a un sismo importante, así como también ocurre en el norte de Chile. En el territorio peruano, este superará los 8.0 grados, mientras que en el país vecino será mayor a 8.5; en ambos casos, los suelos de Arequipa serán sacudidos con bastante intensidad.

Desafortunadamente, no se puede precisar cuandod y dónde ocurrirá un sismo; pero sí es posible mantenernos preparados y en calma, tomar medidas de prevención para afrontar una situación de emergencia.

PREVENCION Y ORGANIZACION

Por esa razón, el IGP y el Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI) vienen preparando el Sistema de Alerta Temprana Peruana (SASPe), que consiste en implementar sensores en las 11 regiones costeras del país.

Estas se conectarán a equipos receptores del Sistema de Radiodifusión de Alerta de Emergencias (EWBS por sus siglas en inglés) para prevenir a los pobladores de todas las localidades que se verán afectadas.

En Arequipa se colocarán 12 sensores que recogerán información del movimiento y la enviarán al Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) – Arequipa, institución encargada de instalar las sirenas en puntos estratégicos del área urbana y hacerlas funcionar en el momento adecuado; el tiempo de anticipación que tenga cada localidad para prepararse dependerá de la distancia entre el epicentro y las localidades más cercanas.

“En el terremoto del 2001, cuyo epicentro fue frente a Ocoña, el sensor del área nos hubiera dado la alerta 12 a 15 segundos antes de que viaje hasta la ciudad, siendo suficiente para que las personas tengan tiempo de evacuar las construcciones que podían colapsar y busquen resguardo”, indicó.

La parte educativa será esencial para sacar adelante esta iniciativa, por lo que Tavera señaló que el INDECI trabajará capacitaciones con toda la población en el primer trimestre del próximo año, mientras se finaliza la implementación de esta primera etapa, para dar paso a la fase de simulacros en la que los ciudadanos practicarán los pasos a seguir antes, durante y después de un sismo.

DATO

En lo que va del año se han registrado 635 sismos en todo el país y en Arequipa 169. Esta cifra ratifica que somos un país altamente sísmico. Es decir debemos ser conscientes del riesgo y prepararnos adecuadamente y tomar decisiones para salvar vidas.

La preparación debe empezar desde antes de que ocurra el fenómeno natural. A veces pensamos que la posibilidad de un terremoto es tan lejana, que no hace falta cumplir con las precauciones que sugieren los expertos, pero pudiera ser que esa amenaza esté a la vuelta de la esquina.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui