— Redacción Diario El Pueblo —

Para el 8 de noviembre está planificado llevar a cabo la paralización del transporte de carga a nivel nacional, pero los gremios han decidido que el próximo sábado 6 se lleve a cabo una movilización como medida preventiva para comunicar a la población que dicha pretensión sigue en pie.

Piden reducir costo de combustibles

El anuncio lo hizo el dirigente del transporte de carga pesada, Jorge Obregón, dijo que lamentablemente, hasta el momento, ningún funcionario del gobierno central se ha acercado para iniciar el diálogo y poder resolver los puntos que están solicitando y por lo tanto, advierten a la población que el paro se realiza y que deben estar preparados.

Plantean que el combustible se reduzca a por lo menos 11 soles, que aseguran es posible si es que se lleva a cabo la reducción del Impuesto Selectivo al Consumo y el Impuesto General a las Ventas, como dicen está ocurriendo con el servicio interprovincial de pasajeros, acuerdo con el que llegaron en última reunión.

Indican que por ser pequeñas empresas, no obtienen los mismos beneficios, en parte porque las infracciones que se les impone, son filtrados por la SUNAT, lo que hace que finalmente no se hagan efectivas y no se reciba el beneficio, pues ya está dado por norma. Consideran que el precio reducido debe ser congelado por lo menos durante un par de años.

Igualmente en la mesa de diálogo, están pidiendo se considere el tema de los monopolios a nivel nacional, puesto que no les permiten transportar la carga de las grandes empresas y es el caso de Cerro Verde, a quien han pedido que les permitan transportar su carga de minerales hacia los puertos o trasladar sus insumos; pero les han contestado que lo hagan a través de las empresas que tienen contratos.

Otro tema que está pendiente desde hace muchos años, es la competencia desleal que dicen reciben del transporte de carga boliviano, con quien no se tiene las mismas condiciones. Explica que por ejemplo, los camiones bolivianos ingresan al país con un combustible subsidiado que cuesta menos de la mitad que el peruano; pero que cuando un camión peruano quiere salir del país altiplánico, apenas les permiten cargar 10 galones de combustible. Eso les permite ofrecer un transporte mucho más barato y quieren que todos tengan las mismas condiciones.

Respecto a las papeletas que impone la Sutran, piden que en un principio estas sean educativas, luego de advertencia y finalmente si se sigue incumpliendo las normas que se apliquen las sanciones.

También indican que los inspectores deben estar a la salida de cada ciudad, y si es que un vehículo no cumple con las especificaciones, que no se les permita continuar, para que las multas no se impongan en otras jurisdicciones.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui