Por: Carlos Meneses

“El presidente Castillo ha hecho bien en venir para ayudar a Arequipa en un momento histórico”.

Cuando Arequipa ha sido afectada por terremotos o conmociones semejantes, los presidentes de la República han sido generosos en venir a ayudar a la ciudad en apuros. Por eso no debiera sorprendernos el que Pedro Castillo lo hiciera el lunes, en el momento que a la detención preliminar del gobernador titular Elmer Cáceres Llica se sumó el sensible deceso de su sucesor eventual, Walter Gutiérrez.

Asimismo, la región veía también desmoronarse el proyecto Majes y la paralización afectaba la obra pública municipal. Ha hecho bien el presidente Castillo en venir a nuestra tierra y hace recordar que gestos similares tuvieron Manuel Prado Ugarteche, en los terremotos de 1958 y 1960 y Valentín Paniagua llegó a la ciudad para ver la torre caída de la Catedral, como consecuencia del sismo del 2001.

La atención inmediata y deferente de los jefes de Estado evidencia su sentir y el dolor del pueblo tienen que ser aliviado por la actitud rápida como respuesta. Ha hecho bien Castillo en venir a Arequipa y más aun cuando su visita tiene el propósito de destrabar real y totalmente el detenido proyecto Majes II que está a punto de definirse en su futuro.

En una semana, de acuerdo a la promesa presidencial y a la obligación asumida por el alcalde de Arequipa, se le alcanzará a Lima todo lo necesario para que Majes no se paralice y mucho menos se postergue.

Los arequipeños tenemos que reconocer el gesto de Castillo y calificar de equivocados y al parecer ajenos al medio a quienes fueron groseros en un restaurante local al hablar de su vacancia en lugar de expresar su gratitud.

Más tenemos los arequipeños de virtudes que de defectos y por supuesto, solo cuando han estado en riesgo las libertades nos hemos puesto de pie para rechazar a quien intente coartarlas,­­­­­ por eso ahora es menester fijar posiciones ante realidades y esperar que nuestras autoridades, el pueblo entero de Arequipa respalden la iniciativa de quienes quieren que Majes siga adelante, en manos de quienes lo deben manejar para generar empleo y asegurar futuro con 250 mil puestos de trabajo, para la inversión extranjera o nacional.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui