Por: Carlos Meneses

“La colaboración entre el gobierno y la minería debe ser permanente y singularmente comprensiva”.

Está fuera de toda duda que la minería es la mejor fuente de ingresos públicos para el Perú, sobre todo por los reajustes frecuentes de los precios de los productos extractivos que compañías mineras sacan de yacimientos nacionales.

También es verdad que en coyunturas como la que actualmente atraviesa Perú los ministros de Economía procuran encontrar solución a los problemas fiscales echando mano de la minería que en este año, 2021, podría significar un récord de ingresos nacionales.

Lamentablemente, se están produciendo diferencias que preocupan, no solamente, a los mineros empresarios y trabajadores sino también a quienes consideran que debe haber puentes permanentes entre el gobierno y los empresarios de minas.

Esto significa, en otras palabras, que debe haber un diálogo franco, cordial entre quienes pueden ser solución de los problemas que estamos confrontando, como consecuencia de la epidemia del coronavirus y que supone que estamos acudiendo al crédito internacional para efectivizar en el mercado bonos peruanos, que nos sirvan para atender los mayores egresos de las consecuencias de la enfermedad y de la crisis económica que se generó de enfrentar el Covid-19.

El manejo hábil e inteligente, entre una y otra parte, de este problema debe evidenciarse cada día, en forma clara. Nadie podrá negar que se han producido inquietudes por declaraciones no debidamente sustentadas por la presidente del Consejo de Ministros Mirtha Vásquez, los representantes de la minería y del empresariado en general.

Lo que no puede hacer el gobierno es poner en duda un clima de acercamiento y de diálogo constante con las mineras para que estas se decidan a colaborar de la mejor manera con la crisis que estamos atravesando y la superen con los máximos aportes posibles y una compresión de que el problema es de todo el Perú, incluida la minería nuestra.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui