Por: Cecilia Bákula – El Montonero

“Resplandeciente” es el título de la más reciente exposición de obras de José Antonio “Cuco” Morales, en la sala Luis Miro Quesada Garland, de la Municipalidad de Miraflores, actividad con la que se cierra el año en lo que a exposiciones se refiere.

El título de esta muestra no podría ser más exacto, pues lo que el artista nos ofrece, como resultado de los últimos años de creatividad y producción, es así: un canto a la luz, a la naturaleza, al color y a la vida. En estas obras vemos la madurez plástica de quien no dejará nunca de sorprendernos por su capacidad de ofrecer una visión a veces onírica, a veces realista y un tanto lúdica de la naturaleza.

Cuco tiene una doble ligazón con mi vida; él es amigo, excelente e incondicional y es, al mismo tiempo, un creador plástico que siempre nos acerca a una mejor comprensión y disfrute del color, de las texturas, de la originalidad y de la calma que, aun en este agitado mundo en el que nos ha tocado vivir, Cuco es capaz de impregnar en cada una de sus obras. Él es un ser de alma noble, y creo no equivocarme al decir que es esa sencillez casi infantil, pero madura, la que apasiona tanto de su personalidad como de su creación plástica. Su obra tiene mucho de lúdico expresado con la responsabilidad de quien se siente en una etapa de madurez, lograda con rigor, esfuerzo y constancia.

Quienes lo conocemos desde hace ya algunos años podemos ver cómo se ha producido en él, un dar pasos agigantados en su proceso creativo, pero nunca con descuido, ni con urgencia, ni temeraria rapidez. El Cuco de hace unas tres décadas, nos impresionaba por sus personajes un tanto confrontacionales, a través de los que él mismo nos hablaba y nos hacía parte de lo que entiendo como una búsqueda de posicionarse y un poquitín de deseo de mostrar una actitud distinta a lo que se veía en el medio local. En ese universo tan propio, Cuco nos acercaba al preciosismo que iba a caracterizarlo y que se veía en los detalles de color aplicado con lápices, destacando la fluidez de los trazos y las líneas que definían a esos personajes, con la suavidad de los elementos de color que aparecían, como complemento de cada obra.

Poco a poco, él vive una transformación personal, como si hubiera transcurrido en él un largo proceso de búsqueda que lo acercó a la comprensión de sí mismo en profundidad y en un entendimiento del universo externo, pero al que él pertenece. Es así como nuestro artista, nuestro queridísimo artista, empieza a destacar por un viraje de intensidad en el color y en los grandes formatos; por intentar con éxito el trabajo en distintas superficies y con las más variadas técnicas para ofrecernos una propuesta siempre renovada de paisajes con los que aprendemos a ver, con sus ojos, de la naturaleza en la que cada obra es, sin duda, la comprensión del mundo, de la vida, del color.

La obra reciente de Cuco, inmersa en una visión un tanto oriental del universo, nos muestra la creación de quien no se contenta sino con lo perfecto, de quien busca el detalle mínimo para lograr la excelencia, de quien combina con equilibrio exacto, la técnica con la idea y las plasma de manera exquisita sobre cada lienzo. Los colores intensos se superponen sobre fondos dorados y con tonos de contraste a los que él va dando, a cada composición, toques de belleza singular. Su obra nunca deja de sorprendernos, su imaginación no se agota y la necesidad de crear y pintar y reflejarse en cada una de sus obras, es una necesidad que Cuco logra satisfacer en su propia creación plástica.

Los bosques y los árboles que Cuco nos presenta en esta extraordinaria exposición, curada con inteligencia y profesionalismo por Issela Ccoyllo, ha sido titulada con un imposible mejor título: ¡Resplandeciente! y es que así es la obra de Cuco, radiante en el sentido más pleno de la palabra, porque tanto él como su obra, irradian, porque brillan y porque atraen.

Ver esa obra será como un bálsamo de paz para paliar los momentos tan difíciles que hemos vivido y poder apreciar una exposición como la que la Municipalidad de Miraflores nos regala al presentar una síntesis de la obra de Cuco al momento actual, será de gran valor para la colectividad. No dudo del éxito de este nuevo aporte de la obra de Cuco Morales que ha recibido una amplia acogida y excelentes comentarios de la crítica especializada.

Deseo para él que su creatividad nunca mengüe y que en ella se refleje su calidad como artista y su grandeza como ser humano.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui