Por: Mammad Talibov – Embajador de la República de Azerbaiyán en el Perú

Nizami Ganjavi, destacado poeta y filósofo azerbaiyano, fue el representante más notorio del Renacimiento Oriental y tuvo una gran influencia en la literatura mundial.

Nació en 1141 en la ciudad de Ganjá, la ciudad azerbaiyana ubicada sobre la Gran Ruta de la Seda, considerada uno de los más antiguos e importantes centros culturales y actualmente la segunda ciudad más grande del país.

En su juventud, Nizami abandona el negocio familiar para dedicarse a la poesía, adoptando el alias de Nizami Ganjavi (Nizami – “ordenado, organizado”, Ganjavi – nativo de Ganjá”).

Al haber recibido una educación ejemplar que incluía ciencias, matemáticas, teología islámica, ética, historia, filosofía, astronomía, medicina y geografía, Nizami dominaba el azerbaiyano, su lengua materna, así como el turco, persa y el árabe.

Comenzó su vida literaria escribiendo poemas líricos. Lamentablemente, la mayor parte de su obra poética no se conservó a lo largo de los siglos, pero según los historiadores, había escrito alrededor de 20,000 versos de poemas con una métrica única.

Nizami combinó la filosofía y la poesía con la historia y la leyenda para crear un legado literario que resuena hasta nuestros días. Es más reconocido en la literatura mundial por su colección de cinco poemas largos – “Jamsa” o “Quinteto”, que incluye “Tesoro de Misterios”, “Khosrow y Shirin”, “Leilí y Majnun”, “Siete bellezas” y “Isgandarname”.

El poeta utilizó de buen grado temas “internacionales”, sintiéndose ciudadano universal, sin olvidar de destacar con especial cariño su origen azerbaiyano en casi todas sus obras ricas de emoción y comentarios filosóficos sobre la humanidad.

La influencia de Nizami en la literatura perduró mucho después de su muerte. Sus obras basadas en temas universales y con innovaciones poéticas han trascendido las fronteras para influir en la literatura de tierras lejanas. Su impacto literario se extendió a Irán, Turquía, Asia Central e India, donde poetas imitaron el “Jamsa” de Nizami en su forma y temática abordada.

Su obra fue traducida a numerosos idiomas, mientras las escasas copias manuscritas de sus poemas se conservan en las bibliotecas y museos más famosos del mundo. Junto con la poesía, la obra de Nizami enriqueció también al teatro y el cine mundiales, así como al desarrollo del arte oriental de pinturas en miniatura.

Nizami Ganjavi falleció en 1209 en su ciudad natal Ganjá, donde tiene una solemne estatua alzada a su honor, junto con otros monumentos en importantes capitales mundiales. Este año se celebra el 880º aniversario de su nacimiento, motivo por lo cual el 2021 fue proclamado en Azerbaiyán el “Año de Nizami Ganjavi” por el decreto del Presidente de la República.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui