Texto Y fotos: Adrian Quicaño P.

La emblemática estructura metálica del mercado San Camilo muestra su lado más atractivo en la parte trasera y como se sabe no llega a cubrir en su totalidad el patio central del centro de abastos.

Como explica el arquitecto William Palomino esto se debe a que primero se construyó el techo y posteriormente se completó el perímetro, por lo que un lado quedó sin cubrirse. El lado mencionado es el que da a la calle Alto de la Luna, prueba de ello es que las fachadas del mercado son diferentes y su entrada principal presenta una arquitectura más moderna que no armoniza con el resto de su entorno.

En los últimos días se mencionó que los comerciantes que tienen sus puestos en el área sin techo piden alguna solución ya que la época de lluvias siempre los afecta, pero la solución no es tan simple. Como expresa Palomino Bellido la UNESCO es enérgica al manifestar que estas estructuras no se pueden modificar ni alterar por lo que los interesados deben buscar una solución nueva, respetando lo que ya está construido.

Acerca del estado del techo en sí, el arquitecto arequipeño manifiesta que está en buen estado, necesita cuidado continúo pero que el metal es de gran calidad y soportará un largo tiempo más.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui