Por: Carlos Meneses

“El problema de las ciclovías no tendrá arreglo sino se convoca a los que saben para que opinen sobre un problema existente y no resuelto”.

Conviene que la Municipalidad Provincial de Arequipa convoque de inmediato a ingenieros y arquitectos, como especialidades vinculadas al desarrollo urbano, para hacer un replanteamiento del plan de ciclovías proyectado por la Comuna que ha resultado parcialmente desaprobado por grupos de mayoría al considerar errado el procedimiento seguido para la determinación de rutas y puesta en marcha.

Hay que aceptar las cosas como son. Es evidente que hubo ausencia de estudio suficiente para decidir qué vías eran hábiles para establecer ciclovías y por dónde no deberían hacerse, para no terminar aceptando como cierta la destrucción de la mayoría de ella.

La única manera de salvar la idea es reunir a los que saben para que den pareceres técnicos adecuados los mismos deberán ser complementados con una reglamentación a nivel nacional con la finalidad de dar seguridad a los propios ciclistas y a quienes están expuestos ahora a la inseguridad en el sistema automotor.

Se puede hacer, pero para ello es oportuno que el municipio escuche las sugerencias, requiera de la participación de los que conocen a opinar sobre un tema en el que evidentemente ha habido desaciertos que deben corregirse.

Tenemos confianza en que la Municipalidad participará de las ciclovías para perfeccionar su uso y que resulte una contribución efectiva a un tránsito descontaminante que se sumará a la tarea enorme de devolver al medio ambiente las mejores condiciones posibles.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui