— Redacción Diario El Pueblo —

Al gobernador regional suspendido, Elmer Cáceres Llica y a la consejera, Jeymi Flores Quicaño; además de los funcionarios, Napoleón Ocsa Flores y Marcelo Córdova y el dirigente de Pampas Bayas, Mario Jacobo Jacobo, les ampliaron la pena privativa de la libertad de 24 a 36 meses, mientras se investiga su participación como parte de la organización criminal “Los Hijos del Cóndor”.

Y cuatro miembros de Los Hijos del Cóndor

La Segunda Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Arequipa integrada por los jueces superiores, Carmen Lajo Lazo, César de la Cuba Chirinos y Jaime Moreno Chirinos, concluyeron que existen graves y fundados elementos de convicción que involucran a los investigados con la presunta organización criminal que habría cometido delitos de corrupción de funcionarios; además de peligro procesal y por tanto ampliaron el plazo de esta medida coercitiva de 24 meses, como se dispuso en primera instancia a 36 meses como ha requerido el Ministerio Público.

Asimismo, revocaron la prisión preventiva y dispusieron comparecencia con restricciones para el consejo regional, Veto Bernal Huarca y al gerente general del Gobierno Regional de Arequipa, José Palma Figueroa; quienes deberán pagar una caución de 60 y 50 mil soles, respectivamente en el plazo de 10 días.

En este caso, el colegiado, hizo un análisis de proporcionalidad que se fundamenta en que si bien existen graves elementos de convicción, ambos investigados tienen arraigo laboral complementario; es decir otra ocupación.

La apelación presentada en contra de la caución de 50 mil soles fijados para el asesor regional, Leodan Llayqui Cáceres, quien se encuentra con comparecencia con restricciones, fue desestimada.

Durante dos semanas, los jueces que tienen a cargo el proceso, escucharon los alegatos del Ministerio Público, quien solicitaba que se amplíe la prisión preventiva, ya que según la fiscal María del Rosario Lozada, se trata de un caso muy complejo, con muchos involucrados y se tienen que revisar muchas pruebas, hacer análisis de todos los audios, las conservaciones grabadas, revisar miles de documentos que han sido encontrados en los allanamientos de las viviendas, hacer análisis grafotécnicos de las firmas, entre otros.

El gobernador suspendido, Elmer Cáceres Llica, a quien se le atribuye ser cabecilla de la banda “Los hijos del cóndor”, manifestó que es inocente y que la agente especial buscó hacerlo caer en la trampa, puesto que no tenía idea que era grabado, por lo que no pudo defenderse adecuadamente.

Lo mismo hicieron los demás involucrados, como los consejeros Veto Bernal Huarca, a quien en uno de los audios se le escucha muy orgulloso decir que se hizo famoso por haberle quitado gran cantidad de terrenos a Autodema. Apeló a su enfermedad de la diabetes para llevar el proceso en libertad.

Yeimi Flores Quicaña, consejera por Caylloma, solicitó llevar el proceso en libertad, puesto que tiene un hijo por el cual velar. Ambos consejeros habrían sido convencidos con dinero, regalos y entrega de terrenos en diversos sectores, a cambio de apoyar la gestión del Gobernador, evitar los cuestionamientos a los funcionarios, hecho que se observó en todo el tiempo que estuvieron en el cargo.

Hay tres consejeros que están fugados de la justicia y que también están acusados por los mismos delitos, como Santiago Neyra Almenara de Caravelí, Wuile Ayñayanque Rosas de Condesuyos y Richard Cervantes Gárate de La Unión. Asimismo están siendo investigados en el proceso pero en libertad: Ysrael Zúñiga Yañez de Camaná y Miguel Guzmán Hinojosa de La Unión.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui