Por: Carlos Meneses

“Ha llegado la hora de decir sí a todo lo que signifique poner en marcha la segunda etapa de Majes”.

La misma tarde en que empresarios arequipeños y consejeros regionales se reunían para asumir la defensa de Majes II se elegía a José Luis Hancco como presidente del Consejo Regional, organismo que debe autorizar la firma del contrato entre el Gobierno Regional de Arequipa y la empresa Cobra.

Tenemos, ahora, que esperar un pronunciamiento de la Comisión de Agricultura sobre el tema y el consentimiento tanto del gobierno del Perú, como de Cobra para poner en marcha un proyecto detenido hace 5 años del cual se ha avanzado una mínima parte y sin suerte favorable para alcanzar el objetivo final.

Desde estas columnas hemos sostenido terca y firmemente que Majes es la única alternativa real de desarrollo para Arequipa y esperamos que no se frustre, por lo que significa para un pueblo deseoso de empleo, al que podrá responder el cultivo de 38 mil 500 hectáreas de dedicadas a alimentación de nuestra población y sobre todo a la agroexportación.

Debe agregarse, a lo anterior, las hidroeléctricas de Lluta y Lluclla que generarán energía suficiente para garantizar la autonomía que facilite el desarrollo fabril y el abastecimiento a una población creciente que actualmente depende de la central hidroeléctrica de El Mantaro.

Afortunadamente para todos, las voces en desacuerdo sobre Majes, que fueron oportunamente denunciadas por carecer de fundamento, han reducido su tono y volumen. Hoy podemos mirar con confianza el futuro, abandonando los sinsabores de las gestiones frustrantes de quienes fueron gobernadores de Arequipa en los últimos 10 años que no hicieron lo gusto e imprescindible por Majes II.

Habrá que hacer inversiones necesarias en todo aquello que requiere de mantenimiento y habilitación para que el proyecto reinicie sin problemas ni inconvenientes que lo detengan.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui