— Redacción Diario El Pueblo —

Dirigentes de las comunidades del distrito de Challhuahuacho, en Apúrimac, expresaron su “total indignación” por “el desaire y poco respeto” de parte del Gobierno por no haber cumplido en asistir a una reunión acordada para tratar sus reclamos pendientes respecto a la operación minera de la empresa Las Bambas.

En una carta dirigida al presidente Pedro Castillo, con atención a la jefa del gabinete, Mirtha Vásquez, y otros funcionarios, manifiestan: “Nos es grato dirigirnos a usted para saludarlo cordialmente y, a su vez, transmitirle la total indignación expresada por mis representados, por el desaire y poco respeto a nuestras comunidades”.

Los dirigentes refieren que el 10 de diciembre del año pasado acordaron con la premier Mirtha Vásquez que el 28 de diciembre se llevaría a cabo una reunión con altos funcionarios y representantes de la minera Las Bambas “para tratar temas pendientes, entre ellos, oportunidad laboral y empresarial” en el marco del proyecto minero.

Sin embargo, señalan que las referidas personalidades nunca concurrieron a la cita, lo cual consideran “un acto de provocación” que los empuja a “tomar medidas de fuerza”.

Por esta razón, han decidido dar una “última oportunidad de seguir dialogando, con resultados palpables, para solucionar nuestras demandas”. El “plazo improrrogable” que señalan es hasta el miércoles 12 de enero, en el distrito de Challhuhuacho.

En tanto, exigen que la empresa Las Bambas cumpla con el pago de todo el mes de diciembre de los viveros forestales del distrito, ello debido a que, señalan, “nuestras comunidades no han sido responsables de la paralización de sus actividades”.

A finales de diciembre pasado, el Gobierno llegó a un acuerdo con las comunidades de Chumbivilcas, en Cusco, que permitió levantar el bloqueo del corredor minero; sin embargo, queda pendiente el reclamo de los ciudadanos de Challhuahuacho.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui