Por: Carlos Meneses

“Mientras las palabras del presidente solo sean tales y no se comprueben con hechos, las dudas existirán en la mayoría de la población”.

El país espera que el presidente Castillo enmiende planas, honre compromisos anunciados a la ciudadanía y que deben ser necesariamente cumplidos para devolver confianza en las esperanzas nacionales, devolviéndonos a la tranquilidad, a la seguridad de inversiones y desarrollo.

El primer mandatario ha tenido momentos difíciles y ha asumido compromisos que no pueden ser incumplidos para restablecer un diálogo eficaz, concertador con el Congreso de la República, con ciudadanos capaces que estar dispuestos a dar aportes para generar en el país el alejamiento de temores que resulten infundados y alentar a todo aquel que quiera invertir en la Nación.

También deseamos que a partir de ahora, sin detenerse en el camino comiencen los procesos judiciales que determinen las sanciones que merezcan los que atentaron contra el patrimonio fiscal castigar la corrupción. Evidenciar que la justicia temprana es mejor que la tardía.

En lo que se refiere a la Educación y a la Salud también tenemos que confiar en que estos dos rubros esenciales y descuidados mejoren lo suficiente para que nuestros estudiantes tengan la seguridad de que podrán recuperar el tiempo no perdido, pero solo utilizado parcialmente para tener un futuro mejor en el mañana.

La ciudadanía quiere confiar en el presidente que fue elegido por una mayoría de peruanos y solo las dudas, los pasos atrás que han sido observados pueden haber generado una desconfianza preocupante eso se salvará cuando el presidente Castillo dialogue con el pueblo. Ese diálogo solo es posible a través del conocimiento que del pensamiento y el quehacer gubernamental tenga la ciudadanía.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui