— Redacción Diario El Pueblo —

Al dejar sin efecto el contrato con el Gobierno Regional de Arequipa sobre Majes Siguas II y la Concesionaria Cobra, se aleja el gran sueños de los arequipeños de tener un proyecto de agroexportación y la posibilidad de mejorar la situación económica de miles de personas, porque será casi imposible que el Gobierno central lo pueda ejecutar, señaló Isaac Martínez, quien fuera gerente de la Autoridad Autónoma de Majes.

“Lamentablemente ha ocurrido lo que muchas veces manifesté y que era una posibilidad. Son 4 años en los que no hubo pronunciamiento y cualquier empresa tiene su límite de espera. Será muy difícil que el Gobierno central asuma su ejecución, peor en la situación crítica en la que estamos donde no se tiene dinero y cuando el sector minero está teniendo tantas dificultades para trabajar”, añadió.

Agregó que se trata de un montón de dinero que se va a gastar solo en defenderse de la demanda que interpondrá la empresa, que los 104 millones que estaban solicitando a través de la adenda 13 se va a quedar corto. El problema es que no se llega a concretar el proyecto solo por criterios políticos de los consejeros, sin ningún sustento técnico y ahora tendrán que asumir su responsabilidad.

“No creo que se tenga éxito en una demanda de Cobra, porque claramente hay incumplimientos por parte del Gobierno Regional, además de la firma de la adenda 13. El concesionario está invocando la resolución del contrato porque no ha tenido libre disponibilidad de terrenos para ejecutar la obra y cualquier empresa antes de ejecutar un proyecto lo primero que pide es tener el terreno y eso está en las leyes peruanas y luego de 11 años no ha cumplido con eso”, dijo Martínez.

Adicionalmente indicó que hay incumplimiento en la ejecución del Estudio de Impacto Ambiental, además de no haber iniciado siquiera la reparación del túnel de aducción por donde se conducirá el agua, que está en pésimas condiciones y que es una preocupación de los miles de agricultores de la primera etapa del proyecto, mantenimiento que puede quedar postergado por muchos años más si ya no hay interés por Majes II.

“Todavía creo que las cosas no están del todo perdidas, le queda a la Gobernadora y al Ministro de Agricultura mover sus últimas cartas y buscar el diálogo con los empresarios antes que se concrete la resolución del contrato”, agregó.

Dejar respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor deje su nombre aqui